La labor principal de un trader es lograr aplicar un buen sistema de gestión de riesgo y administración de capital, independientemente de la estrategia que utilice en el mercado.

La gestión de riesgo es el conjunto de conceptos y herramientas utilizadas para manejar la incertidumbre asociada a decisiones futuras, ya que cuando tomamos decisiones en los mercados siempre vamos a tener una determinada probabilidad de éxito pero nunca una certeza absoluta, por ésto se hace necesario gerenciar correctamente el riesgo.

El riesgo en su sentido más estricto es la probabilidad de ocurrencia de un suceso. Comúnmente se asocia al riesgo con algo negativo. Éste concepto aplicado al trading, sería cuanto porcentaje de la cuenta se puede perder, lo que constituye un riesgo negativo o amenaza, pero también existe el riesgo positivo u oportunidad, y es la posibilidad de ganar un determinado porcentaje de la cuenta. Entonces se debe tener en foco esa dualidad en el riesgo, tanto oportunidades como amenazas. Cuando se toma una decisión en el mercado nos exponemos a un riesgo positivo y se tiene que tratar de cubrir el riesgo negativo si el mercado va en contra de lo proyectado.

El objetivo esencial del gestor es evaluar en un momento del tiempo la probable dirección del precio en el futuro, para lograr ganar la mayor cantidad de veces y que las pérdidas sean poco frecuentes, es decir, que el promedio del total de las operaciones resulten en ganancias.

Es muy común que la mayoría de traders se concentren en buscar el indicador o la metodología infalible. Pero a mediano y largo plazo el factor determinante que define si un trader puede lograr una rentabilidad consistente es la gestión de riesgo, optimizando el ratio riesgo/beneficio y logrando mitigar las operaciones perdedoras.

Una vez identifiquemos el par a operar es necesario definir el riesgo a asumir en la operación, es decir donde estará ubicado el stop loss y cuál es la proyección de movimiento según la estrategia utilizada para recoger los beneficios. Es necesario aclarar que el riesgo en el Forex no es en base a lotes ni a pips, sino a porcentajes de la cuenta. Es de gran importancia definir el ratio de riesgo-beneficio a utilizar en el trade. El ratio conveniente a aplicar es de 2:1 o más, es decir, es necesario ir por más beneficios de lo que se arriesga en la operación. Por ejemplo arriesgar 15 pips para buscar beneficios de 30 pips. Otra opción para mejorar los ratios es mitigar las operaciones perdedoras, cuando observamos que las condiciones de la operación se van deteriorando, evitando que el precio llegue al stop loss.

En nuestra firma se ha diseñado una herramienta especializada para monitorear constantemente el riesgo expuesto en el mercado, lo que te permitirá probar tus estrategias controlando el autosabotaje y los impulsos, teniendo total dominio sobre la gestión de riesgo de tu cuenta de trading. Con la incorporación de nuestra nueva herramienta a tu operativa podrás aplicar una gestión de riesgo profesional en Forex.

Puedes obtenerla gratuitamente dejándonos un comentario aquí abajo contándonos qué tan importante es para ti la gestión de riesgo y luego deberás enviarnos un mail a: asalazar@smbcap.com solicitando la herramienta.

 

Leave a Reply