¿Que aspectos tener en cuenta para analizar el mercado como un profesional?

Uno de las variables claves de nuestra operativa es el sentimiento de mercado, que se refiere a un concepto asociado a la percepción de riesgo de los participantes de los mercados financieros. Dicho escenario influye en los flujos de capital entre activos de alto rendimiento y activos refugio. Este aspecto lo analizamos mediante benchmarks o índices de referencia para identificar si el mercado está en Risk On (apetito por el riesgo) o Risk Off (aversión al riesgo). Dependiendo de la inclinación del sentimiento del mercado se fortalecerán y debilitaran los diferentes tipos de activos.

Dicho concepto de sentimiento de mercado en términos prácticos se asocia a la volatilidad. Para la medición de dicho concepto en términos globales nada mejor que el VIX. Este índice calcula el promedio de volatilidad implícita del SP500 (indice accionario considerado barómetro global del sentimiento dada la importancia de la economía estadounidense) a un mes. Ante caídas o niveles normales de volatilidad se considera que el mercado está en tranquilidad, mientras que repuntes en el VIX indican pánicos/shocks de mercado.

Estos instrumentos son nuestra guía para saber la inclinación de sentimiento que tiene el mercado y así definir que posicionamiento tendremos en el Mercado Forex. Esto constituye lo que es el análisis intermercado y de correlaciones entre los diferentes tipos de activos en los mercados financieros.

Nuestro enfoque en el mercado de divisas parte de un concepto fundamental, y es la clasificación de los tipos de monedas en dos grupos principales:

  • Monedas de alto rendimiento (dependientes de materias primas).
  • Monedas refugio.

Las monedas de alto rendimiento pertenecen a países cuyos ingresos dependen de 1 o 2 commodities. Por ello las divisas de este tipo fluctúan de forma correlacionada directamente a los commodities asociados como es el caso del Dólar Australiano (AUD), del Dólar Canadiense (CAD) y del Dólar Neozelandes (NZD). En el caso de las divisas refugios éstas pertenecen a países con ingresos mas diversificados, es decir, que no dependen de uno o dos productos. Las divisas refugio por excelencia son el Yen Japonés (JPY). el Franco Suizo (CHF) y el Dólar Estadounidense (USD).

En el ejemplo de la operación de este video el índice accionario SP500 presentaba considerable dibilidad y caídas; esto nos daba el indicio de que el mercado se inclinaba al Risk Off. El enfoque a partir de este análisis era comprar las divisas que se fortalecen en este contexto como es el caso del Yen japonés,
considerada la divisa de refugio por excelencia. Por otro lado las divisas que presentan debilidad en estas situaciones son las divisas commodities. Por esa razón elegimos a una de ellas como contraparte del Yen, al Dólar Canadiense, moneda debilitada por la aversión al riesgo en el mercado. En paridades como el CAD/JPY se presentan los mayores desbalances y tendencias en contextos de Risk Off. Además con nuestras herramientas de análisis (indicadores profesionales) identificamos a la Libra Esterlina como otra contraparte del Yen que presentaría debilidad, paridad donde se generaría un amplio movimiento a nuestro favor.

Leave a Reply