Siempre me ha gustado tener claridad en los conceptos de manera tal que hablemos un mismo idioma, partiendo de ello me encuentro con esta definición básica de bróker: “El bróker es aquel individuo que se desempeña como intermediario en las operaciones de tipo financiero”. Ahora bien, cuando hablamos de individuo nos vamos a referir a la unidad, llámese empresa o persona.

Lo Bonito…

Para este caso en particular, el bróker es esa empresa que media entre compradores y vendedores, más específicamente en nuestro medio donde negociamos Divisas, acciones, commodities, Índices y demás del mercado no centralizado a través de CFDs quienes a su vez ponen a disposición de los traders una plataforma de negociación para que puedas comprar, vender o mirar gráfico y estudiar preferiblemente.

En muchas ocasiones hacen las veces de contraparte lo cual implica el mayor riesgo de su negocio y por el cual cobran el famoso spread. Hacen la respectiva promoción, dan incentivos, abren los famosos IBs, pagan comisiones para que recibas ingresos además del trading, está presto a darte soporte, te entrega extractos de manera automática y finalmente es el ente en quien confías tus recursos.

Lo feo…

Que a uno le guste el dinero no es pecado, tampoco es feo, menos cuando hablamos de trading, puesto que si trabajamos en esto es porque queremos ganar dinero y se supone que mucho, si uno gana el otro pierde y eso claro. No podemos culpar al bróker si nuestra cuenta se pierde o se va deteriorando día tras día, en algunos casos y dependiendo de la ansiedad del trader se puede perder en un día pero repito eso no es culpa del bróker.

Una vez esto aclarado también debemos saber que el bróker como intermediario le interesa que tú siempre estés con tu cuenta activa, con dinero, operando y metiendo lotaje ojala al mayor apalancamiento autorizado, sencillamente porque entre más lotes, más comisiones, spread, rebate etc…

Los bróker no siempre respaldan los trades

y menos del institucional, suelen ser contraparte del retail, y lo hace cuando el genio del bróker llámese Risk manager, calificador o como escuche en un video hace tiempo, “el colador”, define por tus 3 a 10 primeros trades que tu solito te vas a matar, te vas a comer la cuenta, que no necesita llevarte a los pools “piscinas” de los verdaderos proveedores de liquidez.

Feo es entonces que sabiendo que tú vas a dilapidar la cuenta no lo eviten de alguna manera, no lo alerten, ni siquiera lo mencionen, finalmente seria en contra de la naturaleza de su negocio. Feo es que si tú eres un buen trader y das resultados, estarás condenado a que un día cualquiera el proveedor de liquidez le diga a tu bróker no más, y termines con tu cuenta cerrada teniendo que salir a buscar otro bróker.

Recomendaciones básicas…

Una vez entendido lo anterior, sabemos a qué nos enfrentamos, y para evitar perder la cuenta, recomendare como siempre desde mi experiencia:

  • Tener una metodología de trading clara, operable y testeada, si no es así, antes de nada ponte a estudiar a crearla.
  • Usar demo que nos dé un track Record para determinar si es o no hora de abrir la cuenta real. Mínimo 6 meses.
  • Usar un nivel de apalancamiento que mantenga la cuenta viva basado en el máximo número de operaciones perdidas seguidas frente al porcentaje mensual que deseo hacer más el porcentaje de acierto en mi trading.
  • Conocer la procedencia, lugar de inscripción, respaldo y algo de historia, entes reguladores y de vigilancia del bróker con el que deseamos abrir nuestra cuenta real.
  • Abrir cuentas reales preferiblemente de 2.000 dólares en adelante, esto para poder operar la mayoría de activos disponibles y hacer una administración No basada en miedos.

Por último, operar día a día, acordémonos que de grano en grano se llena la gallina.

Leave a Reply