Analizaremos el mercado internacional del crudo desde una visión “global macro” para desarrollar un modelo estándar de análisis y ubicación de contexto para el trading del petróleo.

Los factores de oferta y demanda que afectan a la evolución de los precios del petróleo son cuatro.

Como factor de demanda el crecimiento global es determinante. Si las economías de los diferentes países se encuentran en crecimiento habrá más demanda por materias primas generando subas de precios en las mismas. Es necesario considerar que el petróleo es una de las materias primas más sensibles al crecimiento económico global. Para medir la demanda mundial de materias primas hay que evaluar a los mercados accionarios, ya que son considerados el barómetro de la economía. Para esto se deberá seguir al “MSCI World Index” que mide el desempeño de las bolsas accionarias globales. En escenarios de caídas de los índices accionarios, la demanda del denominado “oro negro” se ve afectada disminuyendo su precio.

La evolución del USDollar Index es también una variable de gran importancia en el precio del petróleo, ya que el Dólar estadounidense es considerada moneda de reserva internacional. Por ésto las materias primas se denominan en Dolares y se comercializan mayormente a través de ésta divisa. El poder adquisitivo en términos absolutos del Dólar es una variable muy importante para evaluar las tendencias del precio del crudo. Ante una disminución del poder adquisitivo del Dólar americano manifestado en caídas en el USDólar Index se traduce generalmente en el alza de los precios de las materias primas y por ende el precio del barril de crudo se fortalece en éste escenario. En el caso contrario, cuando el USD gana poder adquisitivo se debilita el precio de las materias primas y en consecuencia baja el precio del petróleo.

Otro factor de gran relevancia para el crudo es el sentimiento de mercado, que es el comportamiento de los flujos de capital especulativos que afecta directamente a la suba o baja del precio del crudo. La medición del sentimiento del mercado se realiza a través del VIX, más conocido como “índice del miedo” publicado por la CBOE, quien mide la volatilidad promedio mensual del S&P 500. Cuando el VIX se encuentra estable o cayendo en el mercado, predomina el apetito por el riesgo o “risk on” favoreciendo la valorización del petróleo por ser considerado un activo de “riesgo” o “alto rendimiento”. En los escenarios donde el VIX sube fuertemente donde predomina el «pánico» o «shock» en el mercado conocido también como “risk off”; el crudo se desvaloriza ya que los flujos migran a activos de refugio, como por ejemplo, los Bonos del Tesoro, el Oro, el Franco suizo, el Yen japonés, etc.

Como factor de oferta la producción global de crudo tiene gran impacto en el precio del barril del petróleo. Para hacer seguimiento de la oferta mundial del crudo es imprescindible seguir la evolución de la oferta del «oro negro» tanto de los países pertenecientes a la OPEP como también de los países productores de petróleo que no son miembros de la OPEP. Ante caídas en la capacidad de producción se traduce generalmente en subidas en el precio del crudo y de forma contraria, en los escenarios donde sube la producción de crudo su precio tiende a caer. Éste es el factor menos dinámico de los factores, dado que estas cifras se publican trimestralmente. Otra variable a tener en cuenta referente al factor de oferta, son los escenarios de riesgo global que amenazan el suministro del petróleo que tiende a mover su precio. Además es de vital importancia estar atentos a lo que los representantes de la OPEP y demás países productores de crudo planeen en cuanto a la producción y suministro de petróleo.

Leave a Reply